Perfil del Inversionista

CONSULTA NUESTRA TABLA DE PERFILES

¿Qué tipo de Inversionista eres?

Las necesidades y la personalidad de cada inversionista son diferentes, por ellos decimos que

"para cada inversionista... un estilo de inversión"

En INVEX, nuestros especialistas te pueden ayudar a confeccionar un plan de inversiones que más se adapte a tus necesidades.

Una sabia inversión requiere del conocimiento de conceptos financieros clave, de conocer y entender tu perfil de inversión y de cómo ambos aspectos se interrelacionan para impactar tus decisiones de inversión. Si quieres profundizar sobre ello, te invitamos a curiosear a lo largo de toda esta sección.

No existe una clasificación única de los tipos de inversionistas, cada quien puede tener la suya. Lo importante es que las diferentes categorías reflejen el riesgo que un inversionista está dispuesto a aceptar.

En los extremos de cualquier clasificación están, por un lado, el inversionista que no desea correr ningún riesgo, y por el otro, aquel que es muy agresivo y que acepta niveles de riesgo altos a cambio de rendimientos potencialmente muy altos.

Para nuestros propósitos, la clasificación que usamos incluye
5 categorías:

  • Conservador. El inversionista busca preservar el valor de su capital. Su horizonte de inversión es a muy corto plazo y espera rendimientos mensuales positivos, evitando el riesgo. Requiere que cerca de la totalidad de su inversión proporcione liquidez inmediata.
  • Moderado. El inversionista desea proteger su inversión contra los efectos de la inflación. Su horizonte de inversión promedio es menor a un año y acepta afectaciones negativas mínimas y esporádicas por su inversión. Requiere que una parte razonable del valor de su inversión proporcione liquidez inmediata.
  • Equilibrio. El inversionista busca incrementar razonablemente el poder adquisitivo de su capital gracias a un portafolio moderado. Esta dispuesto a soportar fluctuaciones de mercado que puedan generar afectaciones negativas moderadas a corto y mediano plazo pero, en un plazo de uno a tres años. Requiere que una pequeña porción de su cartera proporcione una liquidez inmediata.
  • Crecimiento. El inversionista acepta cierta volatilidad y fluctuación en los precios con el objetivo de incrementar su capital en el mediano plazo (3 años). Una proporción baja de la inversión sigue con disponibilidad inmediata y acepta que la mayoría de su inversión esté invertida a plazo, en un portafolio diversificado invertido en mercado de capitales y de deuda.
  • Oportunidad. El inversionista busca incrementar el valor de su inversión de manera muy importante, gracias a una cartera diversificada, con un horizonte de inversión superior a tres años. Cuenta con recursos y conocimientos suficientes para soportar posibles pérdidas en sus inversiones. Una proporción baja de la inversión sigue con disponibilidad inmediata y acepta que la mayoría de su inversión esté invertida a plazo.

¿Qué tipo de

Inversionista eres?

Puedes contactar a alguno de nuestros banqueros